El CPA, o como pasarle el problema al anunciante

CPA

Comparando la interacción que se produce entre las empresas anunciantes y los medios online y offline hay una serie de datos que sirven para certificar lo lejos que estamos de tener la misma fuerza a la hora de negociar que los medios tradicionales.

En el medio offline, a la hora de lanzar una campaña, la empresa anunciante se pone a trabajar a través de su departamento de marketing – o de una agencia – para elaborar la estrategia, desarrollar unas creatividades atractivas y que funcionen lo mejor posible, elegir los medios más afines a su target, negociar con los medios el mejor precio posible, medir los resultados, y así muchas cosas más.

En cambio, en el medio online existe algo llamado CPA (cost per action) que basicamente consiste en que el anunciante contrata la publicidad en un medio, pero solo paga cuando el cliente lleva a cabo la acción deseada por el anunciante (la acción puede ser registrarse, realizar una compra, …). De esta forma, es el medio el que se tiene que preocupar de colocar la publicidad en el mejor sitio posible, de intentar seleccionar el target para que el % de acciones sea más alto, etc. Dicho de otra forma, es el medio el que se tiene que preocupar de buscar el negocio para sus anunciantes.

Por desgracia, el CPA está cada vez más extendido, lo cuál significa que los medios aceptamos estas duras condiciones sin rechistar.

Sorprendente, ¿no?. Por poner un ejemplo, si la empresa XXX contrata varios espacios publicitarios en mis webs, nosotros nos encargamos por llevar los clientes hasta su web y estos al final no compran… ¡resulta que no vemos ni un duro! Pero claro, ¿quién dice que la culpa sea nuestra?, a lo mejor el problema es del anunciante que no ha puesto una oferta lo suficientemente interesante como para convencer al cliente…. Y el que paga los platos rotos es el medio.

¿Os imagináis algo similar en otros medios?. Estoy seguro que si vas a una televisión y les ofreces poner un anuncio gratis en el que se muestra un código y luego les pagas SOLO en función de los clientes que se dirigan a tus tiendas con ese código te echan a patadas.

Lo dicho, nos queda mucho camino por recorrer.


Escribe un comentario